Melendi, tú y yo no somos nada

Melendi, tú y yo no somos nada

Siento el retraso de hoy pero entre el trabajo, los conciertos, las fiestas de Velayos y el Club de Vuelo, y otros muchos eventos a los que he tenido que asistir estos días no doy más de sí. Pero más vale tarde que nunca.

Quería hablar del Día de la Hispanidad, nuestra fiesta nacional, pero al final hablaré de varias cosas. Un cóctel de protocolo institucional y de relaciones públicas, pero con un denominador común la importancia de las personas en un cargo.

Ayer tuve que cubrir el concierto de Melendi como periodista, tenía acreditaciones y quería realizar una entrevista al artista, no porque me guste sino porque hubo unas 7.000 personas que quisieron pagar, como mínimo 20 €, para estar allí, y para ellos hubiera sido importante.

El día anterior estuve en el concierto de Hugo Salazar, organizado por la Cadena Dial, que es un medio de comunicación diferente al mío. Pero pude hacer la entrevista después del concierto, el artista fue muy cercano y amable, y se hizo fotos con todas las fans que estaban en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Ávila.

Antes de empezar el concierto de Melendi en la multiusos no nos dejaron hacer fotos ni entrevista, nos dijeron que podíamos hacer fotos en las 4 primeras canciones y después tendríamos que salir, aunque no cumplieron su palabra y nos echaron a la segunda canción.

Y para rematar llego una señorita, de seguridad de Melendi, nos dijo a todos los medios que debíamos salir porque teníamos cámaras, y eso que estaban 7.000 personas grabando con móviles, tablet, y cámaras fuera.

Le explique que somos muy respetuosos cuando realizamos nuestro trabajo, y que si no nos dejaban hacer fotos no las íbamos a hacer, pero que no íbamos a salir de la zona acotada, porque quedarnos allí también forma parte de nuestro trabajo, para saber cuántas canciones canta, qué dice y cómo lo hace, sí ha bises cuantas canciones hay, etc.

Sé que muchas personas disfrutaron del concierto, y yo no quiero romperles el sueño, pero me gustaría que el señor Melendi, por llamarle algo, y sus responsables de organización de la gira, se den cuenta que le deben mucho de lo que son y dónde están a los medios de comunicación que publicitan sus conciertos antes, durante y después.

Por eso, sólo quiero decirle que “sin mí no eres nada”. Hoy estas encima de los escenarios, pero mañana nadie te recordará si sigues comportándote de esa manera. Deberías ser más humilde y saber a qué te dedicas.

Hoy ha habido otra persona que sabe que no es nada, el Príncipe de Asturias, es la primera vez que preside, en sustitución de su padre, un evento tan importante como es el desfile militar de las Fuerzas Armadas.

Él sí tiene claro que sin los medios no son nada, para bien y para mal, y además para poder sustituir a su padre tiene que publicarse en el Boletín Oficial de Estado que le ceden ese privilegio. Y eso debe hacerse de forma individual para cada uno de los actos que tenga que cubrir en los próximos meses en los que su padre estará de “baja por enfermedad”.

A mi entender Felipe está realizando muy buen trabajo en el último año, ha sabido mantener el tipo y está cumpliendo cuando se le llama, sea en sus funciones o sustituyendo a su padre. Esto puede hacerle crecer y conseguir el respeto que hasta ahora no le tenían los españoles.

Así que recordar que en el Protocolo y las Relaciones Públicas los cargos quedan pero las personas cambian. Hoy puedes ser el cantante de moda o el Rey y mañana no eres nadie.

Me voy a otro concierto, a trabajar y a lo mejor luego podemos aprender alguna otra lección juntos.

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.