Mas va a menos, y Rajoy ¿va a más?

Mas va a menos, y Rajoy ¿va a más?

Sí ya sé que esto parece un trabalenguas, pero es la pura realidad, ya que Arthur Mas cada vez miente más y está perdiendo su credibilidad, si es que alguna vez la tuvo; y Rajoy se atreve a dar lecciones a los medios de comunicación, cuando realiza sus intervenciones a través de la pantalla de televisión.

La polémica comenzó el pasado fin de semana cuando Soraya Sáenz de Santamaría, Vicepresidenta del Gobierno, acudía a un acto en Cataluña en representación de Rajoy y ostentaba la presidencia del mismo.

Arthurito decidió ausentarse “porque le había quitado el sitio”, es decir, que se pilló un rebote de muy señor mío sólo porque se aplicó la legislación vigente, y tenía que ocupar el lugar que le correspondía.

A veces la gente dice, “que tontería esto del Protocolo, si no sirve para nada”…y cosas por el estilo, y la culpa en parte la tiene la falta de profesionalización del sector y de que muchas de las personas que se han dedicado a esto no tenían muchos conocimientos en la materia. Menos mal, que poco a poco, esto va cambiando.

Y es que el Protocolo son leyes, casi todas de rango mayor. O sea Leyes Orgánicas, que son aplicables en todo el territorio nacional (sigo insistiendo y no me cansaré de hacerlo, que Cataluña es España), y de obligado cumplimiento.

Pero claro que vayas a 140 km/h por la autopista no es lo mismo que Soraya se siente dónde debe, ¿verdad?...pues esos cambios de posición han generado más de un conflicto diplomático e incluso bélico.

Y es que la rabieta del señor Mas no tiene ningún sentido porque en España hay un Real Decreto de Precedencias, que data del año 1983, que dice que sólo el Rey y el Presidente del Gobierno pueden ceder su representación, y para ello tiene que salir publicado en el Boletín Oficial del Estado, y que antes del presidente de la Generalitat va el Presidente del Gobierno (lo de las mayúsculas y las minúsculas está hecho a posta).

Vale, yo también creo que este Real Decreto debería actualizarse, pero mientras sea el único que tenemos hay que seguir aplicándolo, y aunque se cree otro nuevo el máximo dirigente del país será siempre más que el presidente de una de las diecisiete CC.AA. que tiene España y las dos ciudades autonómicas.

Y si no nos habíamos enterado de los del sábado Mas volvió hacer de menos a los organizadores de un acto, en esta ocasión porque no le dejaban hablar. Si para no decir nada o repetir lo mismo que todos los días es mejor estarse calladito.

Pues nada que otra vez le tocó quedarse en casa, y no sabemos si tendría comida o no, porque como no están muy acostumbrados a verle por allí, ya que va de acto en acto…a lo mejor tuvo que llamar al McDonald y no sé si tienen en el menú escalivada, butifarra y crema catalana, pobre.

Para Rajoy también tengo lo suyo

Pero no os creáis que sólo tengo para Arthurito, también he guardado algo para Marianito, porque yo no sé si es que a nuestros dirigentes les ha dado mucho el sol este veranillo de San Miguel o es que han perdido el norte.

Pues resulta que el otro día pidió a los periodistas y medios de comunicación un “uso responsable de la libertad de información”…sí los que ejercemos esta profesión solemos tenerlo en cuenta, bueno algunos no lo pueden tener en cuenta porque pueden perder el trabajo o incluso la vida.

Pero para poder ejercer la libertad de información lo primero que debería saber, como Presidente de España, es que para poder hacerlo nos tienen que dejar investigar y dejarnos hacer preguntas en las ruedas de prensa. Y no hacer declaraciones a través de una pantalla de televisión, pa’ eso me quedó en casa.

Y es que como le respondió Elsa González, presidenta de la FAPE, la “responsabilidad periodística también es destapar asuntos que incomodan” el resto es publicidad, y así es como tendríamos que contestar todos.

Y es que ya he vuelto a juntar Protocolo y Comunicación, pero es la que tiene, tengo doble personalidad, por lo menos.

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.