Velvet, la gran galería de la Gran Vía

Velvet, la gran galería de la Gran Vía
Con el permiso de El tiempo entre costuras, Velvet se alza con el título de estreno de la temporada. La calidad a la que Bambú nos tiene acostumbrados en sus producciones es la mejor baza de la nueva serie de Antena 3 para la noche de los lunes. Sé que debo una entrada a "El tiempo entre costuras", pues la serie se merece más de un post, pero para que luego no digáis que sólo hablo de series viejas, vamos a centrarnos en Velvet.

La historia no es nueva, es más, está frita, refrita y hasta repegada. Chico de familia debien conoce a chica de familia humilde, las familias los separan pero ellos buscan como saciar su mutua atracción. Y quizás sea esto de lo que adolezca la serie, pues ver una y otra vez la misma historia acaba cansando, y más cuando lo hemos medio visto en Gran Hotel (por poner alguna).

El reparto, salvo los protagonistas, es espectacular. Los decorados impresionan, la iluminación y fotografía son excelentes. Y no podemos olvidar los efectos especiales que Entropy ha hecho para la serie, pues, sinceramente, son geniales. Me llama la atención mucho la música que aprovechan temas sesenteros en lugar de usar la típica música incidental de siempre. Y es en esto donde se innova algo, pues en ocasiones algunas BSO de series son tan añejas que da miedo verlas.

Volviendo al tema guión, supongo que Atresmedia quería un Gran Hotel con toques de las costuras de Maria Dueñas, y Bambú lo ha conseguido. Ya se sabe, si algo funciona... ¿para qué cambiarlo? Y lejos de recortar los capitulos y aproximarse a los 42 americanos o acercarse a los 60, no sólo se alcanzan los 70-80 sino que se llega a rozar los 100 minutos. No alcanzo entender en qué beneficia que la mitad de tu audiencia se vaya a la cama en el corte publicitario de las 23:30 (aproximadamente), aquel en el que por no herir la sensibilidad ni se anuncia la duración de la pausa.

Lamento muy mucho que una serie que pueda ser excelente con un mínimo de mimo se vaya "al otro lado", es decir, a contentar a "la señora de Cuenca" y mucho me temo, si nadie lo remedia, que Velvet (que recordemos empieza en drama y se pasa a la comedia), se convierta en Los Serrano entre telas.
Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.