Stranger Things, éxito ochentero para Netflix

Stranger Things, éxito ochentero para Netflix

Los hermanos Duffer dicen que pasearon la serie por distintos canales y redes sin éxito alguno hasta que, Netflix a la que nunca pensaron que pudiera interesar la serie, apoyó la idea y la puso en marcha.

Con un rollo ochentero, que recuerda a aquellas primeras películas de Spielberg, a E.T., a Los Goonies, Poltergeist, Encuentros en la tercera fase... Que conjuga perfectamente la historia de niños pre-adolescentes, la de adolescentes y la de adultos, sobre una base misteriosa y, en concreto, sobre un monstruo, del que se habla desde el capítulo uno. En resumen, es una partida de 10 horas a Dragones y Mazmorras. Y que conste que no engaña, es lo que se dice en los primeros minutos del piloto.

Los capítulos se ven como se come palomitas, y aunque el estreno no tuviera unas espectativas altas para Netflix, lo cierto es que, cerca se encuentra de alcanzar a los Underwood y su House of Cards. Unos dicen que el éxito de esta serie se debe a la escasez de producciones decentes en época estival, y aunque razón no le falta, no podemos olvidar que, el guión, aunque predecible en algunos puntos, pretende alejarse de la mediocridad de otras producciones veraniegas.

Si eres un niño de los 80, la serie te va a gustar.

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.