Molestos títulos de crédito

Molestos títulos de crédito

Desde hace algún tiempo, años incluso, las cabeceras u "opening credits" han visto reducido su tiempo, pasando de una entradilla de algo más del minuto -incluso en algunos casos hasta varios minutos- a una simple cortinilla con un logotipo y, si acaso, el nombre del creador de la serie.

En las series americanas el formato se utilizaba, al principio de los principios, únicamente cuando el guión hacía superar el metraje del capítulo y para no alargar la duración estos títulos se insertaban en el propio desarrollo de la serie. Luego otras series más densas como Perdidos (y después de ella casi todas) se acomodaron a la inserción sin cabecera.

Si alguna vez os fijáis en la forma de inserción de los créditos de cualquier serie americana veréis el cuidado que se pone en que sean lo menos molestas posible y tratando de que al espectador, si así lo quiere, pueda leerlo. El método es sencillo y tan solo consiste en insertar las sobreimpresiones cuando lo que ocurre en la imagen no tiene una carga dramática de vital importancia, evitando los primeros planos de los actores y eligiendo un buen momento para comenzar las inserciones. Además no podemos olvidar que ajustan márgenes para que no se solapen con las moscas y demás indicadores de las cadenas de televisión.

En España esto no es así. En primer lugar se empiezan a lanzar créditos desde el minuto cero del metraje, y con una lógica algo peculiar que en algunos casos parece más importante el productor delegado de la cadena de turno que el director o los actores. Luego no existen pausas, y una vez empezado el slideshow no se detiene ni aunque las letras parezcan moscas que puedan llegarse a comer uno de los actores según habla. Si, esto ocurre en España, comos capaces hasta de ¡sobreimpresionar letras incluso en primeros planos!

No quiero hablar del orden lógico de los créditos. En USA empiezan por el equipo artístico, primero los protagonistas, los secundarios, artístas invitados, capitulares para seguir con el casting, fotografía y música, luego van los productores, los co-ejecutivos y ejecutivos, los guionistas y por último el director del capítulo. En España va según tenga el ego determinados implicados del equipo, pues puedes encontrar primero a los ayudantes de dirección, peluquería, luego maquillaje, ejecutivos, más ejecutivos, luego si queda tiempo ya ponen a los guionistas. ¡Spain is different!

Quiero hacer un llamamiento a las productoras españolas por tratar de cuidar más estos detalles. Quizás mínimos detalles, sí, pero importantes. Hay quien lee quien trabaja, escribe y produce una serie, y le resulta difícil leer al tiempo que el protagonista avanza en la trama con una secuencia de peso.

Por otra parte tenemos los programas diarios en los que el equipo no sale jamás en los créditos (o en contadas excepciones). El Intermedio no tiene créditos salvo que vayan muy sobrados de tiempo (muy pocas veces), Zapeando en más de 100 programas sólo los han puesto en la edición 100 y me imagino que por ser un "especial", El Hormiguero pasa créditos selectivos, es decir, cada día toda a un departamento o persona y van rotándolos. Supongo que jugar a cuadrar una escaleta es dificil, pero dejar un minuto o dos para meter aunque sea en una franja inferior o lateral los nombres de las personas que hacen posible el espacio es importante. Que un show televisivo no lo hacen los presentadores, director y ejecutivo, generalmente el equipo lo forman un centenar de personas que se dejan la piel por sacar adelante un espacio diario.

¿Y las cadenas de pago americanas?
Pues siguen una línea totalmente diferente, manteniendo la cabecera larga e integrando en ella los datos capitulares como los escritores o director, consiguiendo así no sobreimpresionar en pantalla absolutamente nada que no tenga que ver con la serie.

Lo cierto es que es lo más adecuado, pero no tener que administrar los tiempos de cortes publicitarios, y no tener que cerrarse a los 42 minutos pues casi todas las series de canales de pago pasan de los 50 minutos, incluso llegan a la hora, permiten disponer de un par de minutos para hacer cabeceras largas y bonitas.

En España, en canales generalistas se hacen capitulos de hasta 90 minutos o "peliculitas" en las que no queda tiempo para cuidar ciertos detalles, ¿o es que Lost impuso una moda que parecía muy molona y los españolitos nos sumamos como corderitos?

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.