Masters of Sex, cuando en el sexo todo importa

Masters of Sex, cuando en el sexo todo importa
Las series de época están de moda. Esto no es una novedad, pues parece que hacer época sea lo mas "in" en televisión ahora. Todas las cadenas tienen una, dos o incluso tres series basadas en años, décadas, e incluso siglos anteriores.

No será que es barato hacer series de época, pero quizás si mas fácil argumentalmente hablando. Así los creadores se evitan pequeñas pifias como las de Regreso el Futuro. ¡Estoy deseando que llegue 2015 para viajar en coches que vuelan!

Showtime nos propone una historia peculiar. Puede encontrarse al principio ciertas similitudes con la película "Histeria", y en parte las hay.

El doctor Masters está realizando (hablando en presente como si viajaramos al pasado décadas atrás) un estudio sobre las relaciones sexuales y sus influencias psicológicas y físicas. Y todo, en vivo. Primero espiando a muejeres de vida alegre a través de una mirilla y luego, en el Hospital de la Universidad para la que trabaja.

Quizás hasta aquí puedas decir, "vale, todo se reduce al morbo". Sí y no. Lo cierto que en la serie se presenta precisamente esta picaresca en los participantes del estudio, la predisposición de otras a contribuir por la ciencia y por supuesto, la reticencia (por decirlo suavemente) en que se estudie el sexo y los placeres que ofrece.

En el estudio, Virginia, una madre soltera se convierte en la secretaria del Dr. Masters, y que pronto se convierte en el segundo activo más importante en el estudio. Evidentemente, y como se prevéia desde el minuto uno, en todos los sentidos.

Como secundarios tenemos varios personajes de interés. Desde la mujer del doctor -empeñada en mejorar su matrimonio con concebir un hijo, no estando su cuerpo preparado para ello-, otro joven doctor que ha aprendido todo del Dr. Masters -y que suspira por Virgina-; otro doctor, casado también -con elevada predisposición a beneficiarse todo lo que se ponga por delante-, el rector de la Universidad, amigo personal y mentor del protagonista -con cierto problemilla sobre sus tendencias sexuales-, y la familia del rector.

La primera temporada es una lucha por mantener el estudio operativo, y de la segunda no puedo adelantar más sin escribir tal cantidad de spoilers que hagan perder el atractivo la serie. Así que, seas morboso o no, te guste las series de época, o simplemente tengas curiosidad por ver a Michael Sheen (El Reino de los Cielos, Medianoche en París), Lizzy Caplan (Jacuzzi al pasado, 127 horas) o Allison Janey (El Ala Oeste de la Casa Blanca, Mom), entre otros muchos, no puedes dejar de ver Masters Of Sex.
Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.