Madam Secretary

Madam Secretary

No lo puedo evitar. Si veo un drama político estadounidense, espero encontrarme con una continuación de El Ala Oeste de la Casa Blanca. Y parece que no soy el único, porque si buscas críticas sobre Madam Secretary, dos de cada tres páginas dedican su primer párrafo a comparar con el clásico de la NBC con la joven serie.

La serie, en principio de tipo procedimental, del tipo "el caso de la semana" (es de la CBS, por qué no me sorprenderá), o lo que es lo mismo, empiezan y acaban dejando a los personajes en un mismo lugar, habla de una antigua agente de la CIA que es requerida por su antiguo jefe en la agencia de inteligencia, y ahora Presidente, para que ocupe el cargo de Secretaria de Estado, pues la persona que ocupaba este cargo ha tenido un accidente en el que ha fallecido. ¿Dije procedimental? Si, lo es, pero si que hay alguna trama transversal de vez en cuando que es lo que da sentido a la serie. En la primera temporada es que el accidente parece que fuera provocado y juegan al clásico de la ficción "todo el mundo es el culpable".

Que nadie espere a ver un presidente o un jefe de gabinete como en El Ala Oeste, pero sí tramas acerca de grandes conflictos internacionales que merecen la atención de la Secretaria y de su equipo, que en realidad es el equipo de su antedecesor. A la que se le incluyen ciertas tramas familiares y pinceladas sobre la personalidad y profesión del marido, que en ocasiones eclipsa a la protagonista de esta aparente "The Good Wife" política.

Dos temporadas son con las que cuenta la serie actualmente. De hecho la segunda es la que actualmente se sigue emitiendo, y que se puede seguir, con estreno pegado a USA en Movistar+ Series.

Ojalá algún día, ésta u otra serie política sepa llegar a construir un Ala Oeste actualizado. Y aunque a Madam Secretary aún le falta bastante para alcanzar el nivel, en pequeños ciertos momentos, casi lo consigue.

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.