La oferta de Movistar Fusion Plus

La oferta de Movistar Fusion Plus

Desde la compra de Canal+ por parte de Movistar, muchos esperábamos que la macroplataforma que nacía supiera hacerlo al menos tan bien como ya venía trabajando Canal+.

Han pasado unos meses y es hora de ver qué ha hecho la compañía de teléfonos con la plataforma de pago por excelencia, y el resultado, para mi gusto, no es del todo satisfactorio.

En primer lugar, a los antiguos clientes de C+ les tratan de cambiar sus decodificadores vía satélite por el sistema VOD, con las ya famosas Fusión, en sus distintas modalidades. De lo que nadie dice nada es que, la señal de satélite en su versión de baja definición es infinitamente mejor que la que ofrecen en ADSL básicas, las de 10MB, que son de las que más hay instaladas en España. El contraste es alto y el brillo escaso, es como ver una película o serie descafeinada. No he podido ver nada en HD a través de VOD, pero espero que esto lo tengan solucionado.

La extensión de Yomvi a todos sus clientes es un acierto, sin duda la calidad de la imagen es superada con creces al ofrecido por el equipo que se instala enchufado a la ADSL y a la televisión. Es sorprendente que un equipo que se supone especialmente diseñado, o mejor dicho adaptado para Movistar, ofrezca menos calidad que el Yomvi instalado en una SmartTv.

Luego tenemos lo de los paquetes que ofrecen. El básico, que no tiene nada que no tengas en la TDT, salvo lo que ahora se llama C+ y que sólo se parece al de Prisa en el nombre, porque los contenidos son de la misma calidad y tan novedososo como los que ofrecen las cadenas generalistas en abierto. El Familiar, que ofrecen las temáticas habituales, con su Fox, TNT, Calle 13, etc. y ya, previo pago de una cuota adicional, el de Series, el de Cine, el de Fútbol, o el Total (o como se llame).

El canal Series, bien, son apenas 5 € que ofrecen un par de canales y añaden un buen número de series al VOD y Yomvi, para verlas cuando apetezca. El de Cine, igual, son menos de 10 euros que dan acceso a tres o cuatro canales con películas. Por último tenemos el deporte, es decir, el futbol. Aquí ya van más de sobrada, y por 20 euros dan, pues eso, el fútbol.

Lo curioso es ofrecen la posibilidad de ver en cualquier momento un contenido desde el principio, o ver cualquier programa que se haya emitido en los paquetes contratados sólo si tienes el paquete de 50€, es decir, ellos tienen grabados todos los programas, como es lógico, y te ofrecen ver  cualquiera de los emitidos los últimos 7 días, si pagas en paquete Premium. Y no hay forma de usarlo y ni siquiera contratarlo aparte. Si quieres ver algo grabado, y repito que ya lo tienen grabado, es decir, que no les cuesta ni un céntimo ofrecerlo, tienes que contratar el paquete premium. Y si no te gusta el fútbol, o el cine o las series, te aguantas sin poder usar este servicio. ¡Cómo se nota que las mentes pensantes de Telefónica saben lo que hacen!

Y ahora llega #0, que a todas luces parece que sustituirá C+. Supongo (aunque espero equivocarme) que progresivamente lo de la marca de Canal+ irá tomando menos relevancia hasta que acabe desapareciendo. Sea como sea, #0 será el canal que de cobijo a Buenafuente y un montón de nuevos programas que ya van dejando entre ver.

Mucha ficción propia parece que nos ofrecerá la plataforma de pago, cosa que se esperaba si no se quiere quedar atrás de otras ofertas multinacionales que seguro que en un par de años pisan fuerte por sí mismas y que, a día de hoy, la mayor parte de sus contenidos forman parte de Movistar y, claro está, con su desembarco en nuestro país, dejarán de licenciarle sus nuevos productos.

Que se haga más programación aquí siempre es bueno, pero lo que no es entendible es que las apuestas de Movistar sea remakes de Web Therapy, House of Cards, etc. ¿De verdad en España no hay potencial para crear una serie de cero sin clonar ideas, guiones y hasta decorados? ¿Para esto subís cada seis meses 2 ó 3 euros el paquete fusión?

Movistar, así no...

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.