La formula del éxito basada en el buen rollo

Que un producto televisivo funcione o no es uno de los mayores misterios que rodean a todo este mundillo. Y a pesar de que no existet una formula secreta para garantizar que un show sea un éxito, si que hay ciertas cosas que ayudan y bastante a acercarse a ello. Una de ellas es el buen rollo del equipo que trabaja en ella.

Este fin de semana hemos recibido un regalo del equipo técnico de plató y actores de The Big Bang Theory. Regalo en forma de flashmob en el que todos de forma coordinada y al ritmo de algunos de los temas más actuales y sonados. Para muchos puede parecer que es una chorrada más de un grupo de freaks que orquestados por alguién (que según parece en el video es Penny), hacen un poco de promoción de la serie, pero si observáis en el video se ve a los showrunners alucinando con lo que están viendo...



Grabar una serie de este tipo lleva una semana completa, en la que todo el equipo convive muchas horas, este escenario es propicio para que pueda generarse malos rollos, y como se puede comprobar es todo un bazinga. Y un regalo no sólo para los que lo hacen o el público del plató, sino para todo aquel que en algún momento haya visto un capitulo de esta comedia.

En otras ocasiones el buenrrollismo, combinado con la profesionalidad de los actores, hacen que una escena que ya de por sí es graciosa se convierta en más graciosa aún y sólo por "salvar" la toma cuando falla un compañero, el atrezzo, o se cae un foco



Pongámonos en antecedentes. Es la segunda toma de esta escena y, el público en el estudio ya sabe qué es lo que tiene que ocurrir. La comedia siempre es menos divertida la segunda vez que se ve, pero en este caso, cuando el aplique se descuelga de la pared, es Javier Cámara el que sin tratar de salirse de las marcas de la escena trata de salvar el imprevisto y Amparo Baró, que se percata de los planes de éste, le sigue el juego.

Esta toma hizo cambiar un poco el guión original del capítulo y adaptaron una escena final y el epílogo para aprovechar más el incidente. "¡Y no toques el aplique!"

En ambas series juegan un papel importante el público de plató, algo que en España no es muy habitual que ocurra. Una auténtica lástima pues si es importante el buen rollo del equipo, s en él y de él participa el público, la jugada sale redonda.

Para finalizar un guiño al desaparecido "Sé lo que hicistéis...", un show en el que con un presupuesto de risa, unos medios limitados, creatividad y buen rollo entre compañeros supieron salvar muchos de los obstáculos (las pérdidas de videos para su zapping), riéndose de ellos mismos.
Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.