Expediente X, ¿creer es la clave?

Expediente X, ¿creer es la clave?

Muchos somos los que, hace ya dos décadas, a ver Expediente X. Sí, allá cuando las cadenas generalilstas, y no sólo la que ocupa el quinto botón del mando, programaba en primetime contenidos de todo tipo, incluso series del otro lado del charco.

Cierto es que en aquella época lo ver la misma temporada el mismo año que se estrenaba en USA era practicamente imposible, lo de los estrenos pegados era inimaginable. De hecho nos bastaba con ver el capítulo de la semana, sin importarnos si era de hacía 3 semanas o 2 años. Simplemente, se veía.

La seríe, si la revieramos hoy -y me consta que algún amigo mío lo ha hecho- nos llevaríamos las manos a la cabeza, y no sólo por el recorte de los 4:3 de la tele de antaño, sino por... por... ¡por lo mismo que a un chaval de 15 años le parece una mierda la primera trilogía de Star Wars! Los efectos especiales de hace 10, 20 ó 30 años no le llegan a la suela del zapato de unas buenas imágenes de hoy generadas por CGI.

Sinceramente, dejé de ver la serie en la 5 ó 6 temporada, no es que la serie decayera -en parte también-, sino que la trama había perdido la gracia. Pero sí, me tragué las peliculas, la última, por cierto, una castaña y me voy a tragar los seis capítulos de esta décima temporada.

Decir que los dos primeros capítulos son lo que esperaba, es decir, hablan de reabrir los expedientes x muchos años después y no como ya ocurrierá en las primeras temporadas (pues este recurso de abrir y cerrar los expedientes no es nuevo), lo que sí cambia es que Mulder se ha convertido un pasota que escéptico de sus propias creencias no "quiere creer".

El tercero es, uno de aquellos capítulos que, aunque parece que no encaja en ningún lado, viene a explicar dos cosas: la primera es que pueden seguir haciendo efectos de mierda vistiendo a un tio con unas mayas verdes para simular ser un lagarto y dos, que necesitan que Mulder vuelva a creer, y realmente ese es el propósito de la serie.

¿Del resto? Pues no sé que pensar pues en USA, en el momento en el que escribo esta entrada,  ya se ha emitido el cuarto y la audiencia sigue en caida libre desde los más de 16 millones que vieron el primer capítulo a los 8 que siguieron el tercero y cuarto.

Quizás si que sea cierto que todos esperamos más o incluso, como dice otro amigo mío, parezca que quieren condensar mucho en poco tiempo, o simplemente que los ojos con los que mirábamos con asomo una producción que nos hacía sentarnos delante de la tele todas las semanas hace 20 años nos pase un poco como a los jóvenes que hoy ven por primera vez los capítulos cuatro, cinco y seis de Star Wars, simplemente es que no son para nosotros.

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.