El Intermedio International Edition

El Intermedio International Edition
Somos muchos los que durante mucho tiempo llevamos pidiendo a gritos que a Dani Mateo le den un programa propio donde pueda lucirse.

Ya cuando el alma de Sé lo que hicisteis..., Ángel Martín, dejó el programa, estas mismas voces reclamamos que fuera Dani y no otro el que cogiera más peso en el programa. Lamentablemente esto no ocurrió y, aunque no quiero decir con esto que estuviera totalmente ligado, ya sabemos todos el camino que cogió el difunto programa de LaSexta.

Durante un año, Mateo ha colaborado en El Intermedio del Gran Wyoming. Su desembarco fue lento, demasiado lento. Para ser sinceros, tomar el ritmo de un programa como este no debe ser sencillo y adaptarse al tono menos. Cierto es que durante estos meses, Dani Mateo ha sabido ganarse su sitio y encontrar un perfil que explotar en él. Quizás por esto se haya ganado su programa propio.

Con el auge del programa con los últimos escándalos políticos, y recordando que las últimas semanas El Intermedio sobrepasa en audiencia a El Hormiguero, ¿cómo el grupo Antena 3 no iba a explotar un posible filón? Finalmente han ampliado el espacio hasta los fines de semana, en otro horario, el de sobremesa, y con otros presentadores (que no equipo, que sigue siendo practicamente el mismo) pues, a buen seguro, Monzón haya levantado el hacha de guerra diciendo "hasta aquí hemos llegado".

El caso es que con El Intermedio International Edition hemos recuperado a un buen periodista con vis cómica y todoterreno. Cierto es que el corte del programa no es idéntico al programa diario. La estructura es distinta, la puesta en escena también, todo parecido pero menos politizado.

La jugada me suena a lo que ocurrió con Periodistas Fútbol Club, que cambiado la temática de un programa (SLQH), haciendo un pequeño restyling del decorado y cambiando dos presentadores, se prueba un pseudo-nuevo-formato. Lo curioso es que en ambos casos sea Dani Mateo el que esté por medio.

Entiendo que crear un programa nuevo, sin el "apadrinamiento" de nada, sin un nombre ya consolidado, puede costar, pero es que realmente el programa en sí no es El Intermedio clásico. Aunque también entiendo que si hubieran creado un espacio nuevo sin hacer referencias al "original", habría habido quien lo criticase. En cualquier caso, espero que al final la versión fin de semana tome la importancia que merece y acabe siendo un espacio totalmente independiente tanto en contenidos, decorados... ¡Mucha suerte!
Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.