Cameos que levantan series: John Goodman

Cameos que levantan series: John Goodman

Muchos son los motivos que mueven a los showrunners de las series a invitar a distintas personalidades. El más usado es revitarlizar la serie, por un bajón de audiencia, porque las líneas argumentales no llevan a ningún lado o, simplemente, por premiar al público con un aliciente o simplemente, porque al artísta invitado y a los responsables de la serie les apetece.

Me vais a permitir que, de vez en cuando, haga un breve repaso por algunos de los cameos que más me han llamado la atención, tanto para bien, como para mal.

John Goodman
No es ningún secreto que me gustan las series que escribe Aaron Sorkin, y tampoco es ningún secreto que a Sorkin le encanta invitar a John Goodman para que participe en sus productos.

Goodman ha participado tanto en el Ala Oeste como en Studio 60, y ambos con personajes de peso. No, no es un chiste fácil. El bueno de John hizo de representante de la mayoría republicana y de juez del condado de Nevada, respectivamente. Ambos cameos tuvieron una duración de más de un episodio.

En El Ala Oeste, cuando el presidente demócrata Barlet pasa una situación personal desesperante por el secuestro de su hija, utiliza una de la vigesimoquinta enmienda por la que el representante de la "oposición" toma el poder de forma excepcional y temporal. La entrada de Goodman en la serie es impactante, de las que no te esperas, y cuando ves su cuerpo y su cara...

(Lo siento, hoy los videos van en inglés)

Debo reconocer que la jugada de guión de cambiar de un presidente por otro, aunque sea temporal, y con un alter ego como este actor, es para estudiarlo. A pesar de que en esta serie, se jugó mucho con posibilidades remotas que luego se han cumplido en la realidad tal y como se escribieron en el guión., dudo muy mucho que cualquier político "ceda" el cargo, aunque sea temporal a su contrario.

En Studio 60, también Sorkin nos deleita con un Juez que con mucha sorna alecciona a los engreidos actores y directivos de Hollywood. Dos capítulos en los que se descubre que por muy buen actor de comedia que seas, por mucho dinero que ganes, las sanciones y los peligros son idénticos para todos los mortales.



¿Moralina Sorkin? Si, claro. Por todos los lados. No esperariáis otra cosa, ¿no?




Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.