Anuncios para odiar: Kelisto.es

Anuncios para odiar: Kelisto.es

No hay excusa. No, no la hay. El tiempo, la piscina, vacaciones... Pero sobretodo, la falta de contenidos en televisión hacen que Carta de Desajuste se haya tomado un tiempo para buscar con qué sorprender y, por fin lo he encontrado: Nace la categoría de ANUNCIOS PARA ODIAR. (Y sí, lo pongo en mayúsculas, que se que fastidía más leerlo)

En verano ya se sabe, refritos y programas de medio pelo. Y la calidad de los anuncios no va en desacuerdo. Ojo, que no digo que el resto del año sean mejores, pero si a los ya odiosos programas que nuestra televisión nos ofrece para que escapemos de casa unimos anuncios cutres y casposos, el resultado es vomitivo.

Sé que hay un montón de anuncios de comparadores de cosas. Por un lado el perro ese con vestimenta a lo Sherlock Holmes (lupa incluída), con voz en off del Director Skinner de Los Simpson; el puño con el dedo pulgar hacia arriba atado con "pegamín" a un muelle del tamaño de un barco que arrea leñazos al pringado que renueva el seguro por teléfono -que digo yo que debe ser una compañía latinoamericana que desconozco, pues las mías no me llaman, me pasan el recibo al banco-, se une la más moderna y cutre de todas: Kelisto.es

Analizando la situación te das cuenta inmediatamente que todo está hecho muy lowcost. Decorado con estanería del Leroy Merlin, pecera de cristal de las de la feria, figuritas del todo a 100, mesa del Merca Oficinas, tableta Sunsamg o marca china imitación y tio con cara de gilip..., perdón, que le han dado con el puño acertadamente y luego le ha lamido la cara el perro disfrazado y para terminar un video con el repeat puesto "donde caiga" que le salen rayos láser de sus partes íntimas. Todo con un tema musical, sobre el que cantan el nombre de la web sin parar y que, para más inri, ni se han dignado a dejar la melodía únicamente y suena de fondo el What is love...


¿Y así quieren vender? Puedo entender que el rollo cutre quiere invitar a pensar en el ahorro, pero por más que lo intento yo me imagino un sótano lúgubre en algún lugar escondido donde un grupito de iluminados que, muy posiblemente se apuntaran años atrás a otros cutre-éxitos televisivos como los politonos, llama y gana y los más recientes casinos madrugadores; han visto el filón de comparar productos y servicios a través de una web y se dedican a recoger emails y datos de la peña para finalmente decirte que te ahorras en tu seguro 10 euros. Ah! y si con suerte contratas a través de su web una sustanciosa comisión que se anotan.

En serio, ni los peores anuncios del teletienda. Ni la profesionalidad de personajes como Ramiro López y sus Angel Driver y sus Chispis Control ¡que hay que tener guasa para llamar Chispi a un control de alcoholemia!

Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.