Alli abajo

Alli abajo
Lo cierto es que jamás me atrajo la premisa de 8 apellidos vascos. El buscar la carcajada entre las diferencias entre distintas regiones españolas ha sido siempre la especialidad de todos los españolitos y hacer humor de algo que realmente está tan trillado pasa de ser algo fácil a complejo de forma exponencial al nivel al que se desee llevar la historia sin caer en manidos tópicos que no hacen gracia ya ni a lactantes.

Cierto es que 8 apellidos vascos, tras muchas reticencias por mi parte por verla precisamente por lo que digo un poco más arriba, me gustó. Lo que significa que o bien mi capacidad de sorpresa es cada vez más baja o bien que el argumento (y su ejecución) ha sabido salvar esos lastres.

Alli Abajo no es la continuación de la película ni mucho menos. En primer lugar porque la idea de esta serie se remonta más atras de que la película estuviera escrita. Como dije al principio, la premisa está en nuesto ADN: meterse con otros, y si son de otro equipo de fútbol, región o tartamudean, ¡mucho mejor!.

La serie tuvo un arranque espectacular, y luego ha ido cayendo en audiencia. Sinceramente, me esperaba más. Y es que le falta "algo", quizás guiones más bestias, porque la interpretación la considero ajustada (tampoco vamos a decir que es fantástica, porque no lo es), los personajes están bien estereotipados y si, acaso, creo que le falta argumento relacional, es decir, que ciertas relaciones entre personajes chirrian.

Supongo que, como todas las series, necesitan encontrar su punto. Esperemos que lo haga rápido y la pérdida de audiencia no se convierta en una sangría que se salde en cancelación.
Publicidad

Deja un comentario

Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores y no representa la opinión de OcioAvila, sus propietarios o administradores.